L'experiència a Austria
El año pasado, tuve la increíble oportunidad de realizar un voluntariado en la escuela Montessori Schulgarten en Telfs, cerca de la cosmopolita ciudad de Innsbruck, en Austria. Fue una experiencia que cambió mi vida de muchas maneras y estoy extremadamente agradecido por ello.

Una de las cosas más positivas de este voluntariado fue la diversidad de proyectos en los que pude participar. Aunque mi campo de interés era la educación Montessori, tuve la oportunidad de involucrarme en diversas actividades que iban desde el cuidado del medio ambiente hasta el trabajo comunitario. Esto amplió mi perspectiva y me permitió aprender y crecer en diferentes áreas, lo cual fue muy enriquecedor.

Además, tuve la suerte de conocer a personas extremadamente interesantes y hacer buenos amigos durante mi tiempo en Schulgarten. Al embarcarme en esta aventura en solitario, me sumergí en una nueva cultura y me enfrenté a desafíos y experiencias totalmente nuevas. Pero el apoyo y la amistad de mis compañeros voluntarios y los lugareños hicieron que me sintiera como en casa. Fue emocionante compartir historias y aprender de diferentes perspectivas culturales.

La educación Montessori en Schulgarten fue otra fuente de positividad en mi experiencia como voluntario. Los niños en esta escuela eran autónomos, confiaban en sí mismos y tenían una pasión innata por aprender. Fue inspirador ver cómo se involucraban en actividades prácticas y se desarrollaban no solo académicamente, sino también emocionalmente. Participé en la planificación y creación de varias actividades, lo cual me permitió aprender mucho sobre la metodología Montessori y su enfoque único en el desarrollo holístico de los niños.

Después de mi experiencia en Schulgarten, no puedo evitar recomendar el voluntariado a otras personas. La oportunidad de involucrarse en una comunidad tan acogedora y descubrir una nueva cultura a través del voluntariado es invaluable. Además, trabajar en el ámbito de la educación Montessori me permitió ver de primera mano el impacto positivo que este enfoque puede tener en la vida de los niños. Fue gratificante ser parte de su crecimiento y desarrollo.

En resumen, mi año de voluntariado en la escuela Montessori Schulgarten en Telfs fue una experiencia sumamente positiva y enriquecedora. Conocí personas increíbles, me sumergí en una nueva cultura y tuve la oportunidad de aprender y crecer no solo en mi campo de interés, sino también en otras áreas. Recomiendo encarecidamente a cualquier persona que esté considerando realizar un voluntariado en educación Montessori o cualquier otro campo, que se embarque en esta maravillosa aventura. No solo tendrán un impacto positivo en la vida de los demás, sino que también experimentarán un crecimiento personal increíble.
Facebook Twitter LinkedIn WhatsApp
Afegir Comentari
Utilitzem cookies pròpies i de tercers per a finalitats analítiques i per mostrar-vos publicitat personalitzada segons un perfil elaborat a partir dels vostres hàbits de navegació (per exemple, pàgines visitades). Podeu acceptar les cookies fent clic al botó «Accepto» o configurar-les o rebutjar-ne l’ús fent clic a la Política de cookies Més informació
Acceptar Rebutjar Configuració